Porque el conocimiento nunca sobra, aquí apuntes de Historia, Geografía, Biografías y mas curiosidades...

jueves, 13 de julio de 2017

La prehistoria

En este mi primer post, escribiré sobre la Historia, más concretamente, sobre la prehistoria, solo será una introducción. Recordemos que la prehistoria, inicia desde los orígenes del hombre, hasta la aparición de la escritura. Vamos a comenzar recordando.


¿Qué es la historia?

Disciplina que estudia y expone, de acuerdo con determinados principios y métodos, los acontecimientos y hechos que pertenecen al tiempo pasado y que constituyen el desarrollo de la humanidad desde sus orígenes hasta el momento presente.

Época prehistórica

Vida Prehistórica
La prehistoria estudia el desarrollo de la humanidad, desde los orígenes, hasta el periodo histórico, es decir,  hasta el momento, variable para cada pueblo, en que comienzan a dejarnos testimonios escritos. Durante esta época, el hombre evolucionó lentamente, de la vida salvaje a la civilizada. Nuestra ciencia de la prehistoria se reduce forzozamente a pocas cosas, donde los únicos documentos suceptibles de aportar alguna luz sobre la existencia de nuestros remotos antepasados consisten en huesos, objetos fabricados hallados en el suelo, o en las cavernas. El material empleado en esos objetos y el grado de perfeccionamiento logrado en ellos, nos permiten dividir la época prehistórica en tres periodos:
  1. Edad de piedra tallada
  2. Edad de piedra pulimentada
  3. Edad de los metales
    1. Edad de cobre
    2. Edad de Bronce
    3. Edad de Hierro

 Edad de la piedra tallada

Edad de piedra
Los primeros hombres, poco industriosos todavía, se veían obligados, para defenderse de los animales, a servirse de armas naturales; sus brazos, sus manos, sus dientes tal vez; tomaban alguna piedra, alguna rama de árbol para ayudarse en la lucha. El solo hecho de tallar en punta una piedra p
ara fabricarse un arma o una herramienta, ya indica un esfuerzo de inteligencia considerable. Se han encontrado sílices tallados en forma de hachas, mazas, etc; otros mas perfeccionados, como cuchillos, servían tal vez para preparar las pieles. En esos tiempos remotos, el hombre habitaba en cavernas, vivía de la caza y de la pesca, empleando sus ocios en dibujar, pintar y esculpir. Los trabajos ejecutados en piedra, hueso o marfil, testimonian el notable sentido crítico y aptitud para aprehender el caracter y el movimiento.



Edad de la piedra pulimentada

El hombre dio un nuevo paso hacia la civilización cuando ideó la manera de pulimentar la sílice para hacer instrumentos cortantes. Se fabricaron entonces toda clase de armas y de útiles, y al mismo tiempo una industria nueva, la alfarería da lugar a un comercio bastante activo. Ya salidos del estado salvaje, los hombres construyen chozas sobre pilotes, alejados de las riberas, para hallarse al abrigo de los animales salvajes. Algunos lagos de Suiza y de otros países, conservan numeras huellas de construcciones, llamadas ciudades lacustres. Los hombres que construyeron esas ciudades ya no se vieron reducidos a vivir de la caza y de la pesca; criaron animales domésticos y cultivaron cereales; habían llegado al estado de la vida agrícola. También datan de esta época los monumentos llamados megalitos, gruesos peñascos sin debastar, plantados de punta; dólmenes (grutas funerarias), que dan testimonio de ritos fúnebres y religiosos. Pero, por el contrario, parece que la producción artística fue casi nula

Edad de los metales 

Edad de los metales
Esta época marca un gran progreso para la humanidad. El hombre sabe extraer y trabajar el cobre, luego, combinándolo con el estaño, fabrica utensilios y armas sólidas. Los hallazgos de estos objetos de bronce abundan en toda Europa.

Más tarde, el hombre aprende a extraer y a trabajar el hierro. A partir de ese momento, puede construir utensilios y armas con un metal más resistente que el bronce, y acelera su marcha hacia la civilización.

El estudio de la época prehistórica, por poco concreto que sea, ofrece, sin embargo, gran interés, pues nos demuestra:
  1. La antigüedad del hombre, que apareció seguramente en los tiempos cuaternarios, antes de la época glacial.
  2. La asención lenta y constante del hombre hacia la civilización
  3. La rápidez de esta asención a partir de una época determinada, cuando el hombre estuvo en poseción de instrumentos sólidos y de armas temibles: en aquel momento, penetramos en la luz de la historia
Reacciones:
0

0 comentarios:

Publicar un comentario