Porque el conocimiento nunca sobra, aquí apuntes de Historia, Geografía, Biografías y mas curiosidades...

viernes, 1 de septiembre de 2017

La cultura Griega: La expansión

Buenas noches queridos lectores, el día de hoy seguiremos hablando de historia universal, ya anteriormente hemos visto las culturas antiguas, pero sin duda encontramos en la griega la cuna de la civilización occidental y es por eso que se llevarán varios post hablando de ella. En el post pasado hablamos de la Grecia Antigua y de los tiempos heroícos, hoy veremos La expansión de Grecia, espero sea de su agrado.

Grecia: La expansión


Las colonias griegas

La escasa fertilidad del suelo griego obligó a los helenos a convertirse en marinos, para irse lejos a comerciar y fundar colonias. Se agregaron otros motivos para determinar ese movimiento migratorio, particularmente las invasiones y las guerras intestinas que obligaron a expatriarse a gran parte de la población.

Todas las ciudades, todos los pueblos griegos, aqueos, dorios, jonios, eolios, participaron de esos éxodos, que se produjeron desde los tiempos remotos del siglo XII a.C y sobre todo más tarde, del siglo VIII al VI a.C. Esta colonización tenía de particular que la emigración se hacía de una sola vez, y no por la llegada sucesiva de nuevos colonos que viniesen a agregarse a los primeros ocupantes. Cuando encontraban un sitio favorable al comercio, o rico en tierras fértiles, los emigrantes partían en grupos conducidos por un jefe que fundaba la nueva ciudad. Con relación a ésta, la ciudad de donde habían partido los colonos se calificaba como metrópoli (literalmente, ciudad madre); pero la colonia, desde el punto de vista político y administrativo, era independiente, y la metrópoli le permitía gobernarse a su modo.

Los griegos fundaron así cientos de colonias, sobre casi toda la orilla del Mediterráneo, desde el fondo del Mar Negro hasta las costas de España. Algunas adquieren gran brillantes, sobre todo las de la costa occidental de Asia Menor: Mileto tenía un comercio que rivalizaba con el de Tiro y Cartago, y sus factorías se escalonaban sobre las costas del mar de Mármara; Fócida alcanzó prosperidad casi igual a la de Mileto. Estas dos ciudades, y las otras colonias jónicas de Asia Menor (eran doce por todas), alcanzaron pronto un alto grado de civilización. Adoptaron y propagaron el alfabeto fenicio, las artes de Oriente, el sistema de medidas y los conocimientos astronómicos de Caldea, la música de Frigia y de Lidia. Se adornaron con bellos monumentos, verdaderas maravillas artísticas. Fue en ellas, antes de que en las ciudades de la Grecia misma, donde la civilización griega brilló primero.

Instituciones comunes a los griegos:

Fue la comunidad de creencias religiosas la que ligó entre sí a los diferentes pueblos de Grecia, porque, divididos como estaban en numerosos Estados independientes, nunca conocieron la unidad política y no cesaron de combatirse.

Los santuarios y los oráculos

Oráculo de Delfos
Cada ciudad tenía sus santuarios y sus solemnidades religiosas particulares. Pero existían también santuarios en que se celebraban fiestas comunes a todos los griegos, como el de Zeus en Olimpia y el de Apolo en Delfos.

Algunos santuarios tenían oráculos. El de Delfos era reputado más allá de toda Grecia y venían de todas partes a consultarlo. Apolo contestaba allí, a quienes acudían a interrogarlo, por medio de una mujer inspirada, llamada Pitonisa, cuyos oráculos eran en casi todas las ocasiones oscuros y ambiguos.

Los grandes juegos

Los juegos, que se celebraban en ocasión de las fiestas religiosas comprendían, según los sitios, concursos de atletas, de carros y de caballos, de poesía, de canto, de música.
Juegos Olímpicos Antiguos

Los juegos más célebres eran los que se ofrecían en las cuatro grandes fiestas panhelénicas, así llamadas porque todos los griegos, pero solo ellos, no importaba a cual ciudad pertenecieran, podían participar. Eran: los juegos olímpicos, los más famosos, que se efectuaban cada cuatro años en Olimpia en honor de Zeus; los juegos nemeos, que se ofrecían igualmente en honor de Zeus, en Nemea, Argólida; los juegos ítsmicos, que se realizaban en Corinto en honor de Poseidón; y finalmente los juegos píticos, efectuados en Delfos en honor a Apolo.

La influencia de éstos juegos en la cultura griega fue considerable. Crearon emulación fecunda, inspirando el amor por la gloria y desarrollando las cualidades del cuerpo y del espíritu. Píndaro cantó allí sus poesías; Herodoto leyó allí sus relatos. Toda Grecia acudía, y mientras duraban los juegos se suspendían las guerras entre las ciudades.
Juegos Olímpicos Antiguos





















 Referencias

Titulo: Enciclopedia Autodidacta Quillet
Editorial Cumbre. S. A. de C.V. 27 Edición. 1989. Tomo IV
paginas 355-356
Reacciones:
1

1 comentario:

  1. Es notable qe un tema como el religioso uniera a los griegos y hoy en dia causa tantas separaciones entre la gente

    ResponderEliminar