Porque el conocimiento nunca sobra, aquí apuntes de Historia, Geografía, Biografías y mas curiosidades...

sábado, 28 de octubre de 2017

La segunda guerra médica

Buenas tardes queridos lectores de "El conocimiento nunca sobra", el el post pasado hablamos de la primera guerra médica y de como el rey Darío lanza su ejercito contra Grecia y en Maratón es derrotado, hoy hablaremos de la segunda guerra médica, esta vez encabezada por el rey Jerjes, sucesor de Darío y lo que sucede enla batalla de Salamina, también mencionaremos a Leónidas y sus 300 espartanos. 

La segunda guerra médica

La segunda guerra (480-479) estuvo durante mucho tiempo preparada por Jerjes, sucesor de Darío, si creemos al historiador griego Heródoto, Jerjes había reunido contra los griegos un ejército de dos millones de hombres y una flota de mil doscientos navíos.


Los atenienses asustados consultaron el oráculo de Delfos. La pitonisa respondió que "los griegos encontrarían un retiro inexpulgnable detrás de las murallas de madera". Temístocles dio del oráculo la ingeniosa interpretación de que en los barcos los griegos encontrarían su salvación. Los griegos no se unieron todos contra el gran rey, pero al menos Atenas, no se vio reducida esta vez a sus propias fuerzas. Se concretó una alianza, en la que entraron, además de algunas pequeñas ciudades vecinas de Atenas, Esparta, y la mayor parte de los Estados del Peloponeso. Fue a Esparta a quien los confederados confirieron el mando en tierra y mar.

Jerjes invadió a Grecia en el 490 a.C. Para cerrar el paso al ejército persa, el rey de Esparta, Leónidas, acudió con un pequeño ejército de siete mil hombres, de los cuales 300 eran espartanos, a ocupar el estrecho desfiladero de Las Termópilas, en el que era posible que un pequeño ejército de hombres valientes tener en jaque a un ejército mucho más numeroso. Pero los persas lograron, siguiendo una senda en la montaña, atacar de flanco las posiciones de los griegos, que no habían logrado forzar. La mayor parte de los guerreros griegos decidieron alejarse antes que fuera cortada la retirada. Los 300 espartanos, con Leónidas, así como 700 tespianos que permanecieron en sus puestos fueron asesinados hasta el último hombre, no sin haber inflingido grandes pérdidas al enemigo.

Los atenienses, por consejo de Temístocles, habían renunciado a defender su ciudad. Los persas encontraron a Atenas sin habitantes, la saquearon e incendiaron sus monumentos. La flota griega, mientras tanto, se había concentrado en la rada de Salamina, entre la isla de Salamina y la costa del Ática. Ante la noticia de la caída de Atenas. el consejo de los jefes, coyo comandante en jefe era el espartano Euribiades, decidió retirarse más lejos. Temístocles logro, después de una tormentosa discusión que el consejo cambiase de opinión y, para prevenir un nuevo cambio de opinión, se arreglo para que la batalla fuese inevitable, la cual tuvo un efecto decisivo: los 380 trirremes de los griegos destruyeron parte de los 1200 navíos del Gran Rey y el resto huyó. Jerjer, temiendo que la victoriosa flota griega cortara el paso del Helesponto, se apresuro a regresar a su país (480), pero dejó de todos modos en Grecia 300 mil hombres de sus mejores tropas bajo el mando de su cuñado Mardonio. Pero en Platea en Beocia, este ejercito fue derrotado y destruído en gran parte por los griegos, que comandaba el rey de Esparta Pausanio (479). Esta victoria libró a Grecia de los persas, quienes no intentaron ya dominarlos.

Al mismo tiempo, la flota griega desembarcó soldados en Jonia, que aniquilaron otro ejército persa en Micala, cerca de Mileto, y liberaron a las ciudades griegas de Asia del dominio del Gran Rey.

Las victorias obtenidas por los griegos, a pesar de su inferioridad numérica, se explica por su superioridad moral de ciudadanos libres, que combatían por su patria, sobre ejércitos de individuos que luchaban solo por obedecer a un soberano y, muchas veces obligados.

Hasta aquí el post, espero haya sido de su agrado, comenten, compartan, o den clic a algún anuncio

Referencias

Titulo: Enciclopedia Autodidacta Quillet
Editorial Cumbre. S. A. de C.V. 27 Edición. 1989. Tomo IV
paginas 355-356
Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario