Porque el conocimiento nunca sobra, aquí apuntes de Historia, Geografía, Biografías y mas curiosidades...

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Cartas entre Alejandro Magno y Aristóteles

Buenas tardes queridos lectores de "El conocimiento nunca sobra" veremos en esta ocasión el fragmento de una carta entre Alejandro Magno y su maestro Aristóteles, en el cual, Alejandro le recrimina por hacer públicos los textos de los cuales él aprendió, ya que ¿en que se va a diferenciar del resto de los hombres si los textos son públicos para todos?. La respuesta de Aristóteles demuestra que él sigue siendo el maestro y le vuelve a dar una lección al emperador Magno.



Cartas entre maestro y alumno

Alejandro y Aristóteles mantuvieron correspondencia durante años. En una de las cartas, Alejandro, ya Magno y ocupado en los quehaceres de su flamante imperio, recriminó a su antiguo maestro de que éste hubiera hecho públicos sus escritos "esotéricos", también llamados "acroamáticos":
"No has hecho bien al publicar los libros acroamáticos. Pues, precisamente ¿en que nos vamos a diferenciar de los demás si cada uno de los libros de los que hemos aprendido van a ser públicos para todos? Yo, en verdad preferiría sobresalir por el conocimiento y la práctica de las cosas excelentes a sobresalir por mi poder. Adios".

La respuesta de Aristóteles demuestra que el seguía siendo el maestro: "Me has escrito a propósito de los libros acroamáticos, en la creencia de que es necesario que los guardemos en secreto. Pues bien, has de saber que estos están tan publicados como no lo están, pues solo son inteligibles para aquellos que nos han escuchado. Adiós, rey Alejandro".

Para el emperador, la información no solo es poder; es incluso preferible al poder. De sus palabras se desprende que el conocimiento de cierta información es lo que hace destacar a un hombre sobre los demás. Pero el maestro le ofrece una nueva lección a su antiguo pupilo: la información no es nada, si no se la sabe interpretar correctamente. Los datos están ahí, pero hace falta saber leerlos y para eso es necesaria cierta información. Para comprender, se requiere "haber escuchado", y no a cualquiera, sino a alguien sabio, como el propio Aristóteles.

Hasta aquí el post, espero compartan, comenten, den +1 o clic a algún anuncio que les interese.

Referencias

Aristóteles: De la potencia al acto
P. Ruiz Trujillo
Batisfaco, S.L (2015)
Reacciones:
0

0 comentarios:

Publicar un comentario