Porque el conocimiento nunca sobra, aquí apuntes de Historia, Geografía, Biografías y mas curiosidades...

miércoles, 28 de agosto de 2019

Biografía de Thomas Alva Edison

Buenas noches queridos lectores de "El conocimiento nunca sobra", hoy les hablaré sobre un inventor, quizá el mas grande que haya tenido  el siglo XIX y XX, su nombre es Thomas A. Edison, por si se han preguntado quien inventó el foco, pues la respuesta será Edisón. He aquí un resumen de su historia.

Thomas Alva Edison


En diciembre de 1879, la gente, que leía los periódicos a la luz de quinqués, mecheros de gas y bujías, se enteró de algo que no tardaría en cambiar el mundo: se había inventado el primer sistema práctico de iluminación eléctrica.

El invento era obra de un joven estadounidense, Thomas Alva Edison, al que se llamaría "El mago de la electricidad" pues, gracias a su ingenio, se aplicaron de forma útil la energía y la luz eléctrica. Durante su larga existencia llevó a cabo mas de mil invenciones, cifra que no admite parangón. Muchas fueron tan importantes que nuestra vida sería inconcebible sin ellas.

Los primeros pasos de un inventor

Thomas Alva Edison nació el 11 de febrero de 1847 en la población estadounidense de Milan (Ohio).

Al, como se le llamaba familiarmente, había leído a los once años obras históricas tan importantes como Decadencia y caída del Imperio romano, de Gibbon, y la Historia de Inglaterra de Hume. Sentía predilección por Escuela de filosofía natural, de Parker, libro de pequeños experimentos científicos. Hizo su primer teléfono con un amigo enlazando dos botes con un alambre. Mas tarde, a los doce años, Edison vendió caramelos y periódicos en el tren que iba de Port Huron a la ciudad vecina de Detroit, así logró entregar un dolar diario a su madre.

Pero el empleo tuvo consecuencia más importante, porque le permitió visitar la biblioteca pública de Detroit. Para obtener la tarjeta de lector, pagó dos dolares, y sacó fruto a su inversión. "Empecé por el primer libro del anaquel inferior y seguí leyendo a partir de él uno tras otro", explicó Edison posteriormente. Le interesaban sobre todo las biografías de inventores como James Watt, creador de la máquina de vapor, y Richard Arkwrigth, autor de la máquina continua para hilar algodón.

Experiencias de un adolescente

Edison, a los quince años, compró una pequeña imprenta, con la que imprimió The Weekly Herald ("El  Heraldo Semanal"), primer periódico editado en un tren, y también anuncios de los diarios de Detroit, con el fin de aumentar sus ventas.

En aquellos días comenzó a quedarse sordo. En la infancia había padecido la escarlatina y su sentido del oído sufrió las consecuencias. Cierto día en que corría para tomar el ferrocarril, un empleado le ayudó a subir tirándole de las orejas y notó que algo estallaba en el interior de su cabeza. Desde entonces adoleció de la sordera que le haría decir más tarde: "No he oído el canto de un pájaro desde los 12 años".

En agosto de 1862, Edison vió, en una de las estaciones por las que pasaba, que el hijo del jefe de la misma estaba en la vía por la que avanzaba un ferrocarril. Sin pensarlo dos veces, corrió, cogió al niñito de un brazo, tiró de él y se apartó de los railes a tiempo de no ser arrollado. El jefe de estación, en señal de agradecimiento, se brindó a enseñarle el manejo de un aparato telegráfico. Edison aceptó la propuesta muy agradecido e inició su aprendizaje con uno que él había construído.

Así pues, a la edad de dieciséis años, Thomas Alva Edison emprendió la carrera de telegrafía. Le llevó de Port Huron a muchas otras poblaciones y, por último, a Nueva York. Jamás renunció al intento de perfeccionar el telégrafo. En todas partes se le reconoció como el operador más veloz, y creó una escritura especial para anotar los mensajes, mezcla de letra manuscrita y de imprenta facilísima de leer. Tiempo después ideó métodos para transmitir cuatro, incluso seis comunicados por el mismo alambre.

Edison apareció en Nueva York en 1869, solo y con deusas. Poco más tarde, solicitaba empleo en las oficinas de la Gold Indicator Company, precisamente en el momento en que se había estropeado la máquina que registraba el precio del oro. Nadie sabía repararla hasta que el joven de aspecto miserable se ofreció a intentarlo. Dos horas después, Al había reparado la máquina indicadora y obtuvo ocupación permanente.

Los primeros inventos

Un año más tarde, Edison recibió una importante cantidad de dinero por su primer invento práctico: la "imprenta universal de Edison". Muy sorprendido de su riqueza repentina, cobró en moneda contante y sonante (no conocía la existencia de bancos ni cheques), y la llevó encima a todas partes, hasta que alguien le convenció que lo ingresara a una institución bancaria.

Con aquél dinero estableció una pequeña fábrica en Newark (Nueva Jersey), donde manufacturó teleimpresores, es decir, instrumentos telegráficos que enviaban y recibían precios y cambios del mercado de valores. Durante seis años colaboró asimismo a la mejora de la máquina de escribir y contribuyó con muchos adelantos a la marcha de la Western Union Telegraph Company.

Viajó entonces a Europa y, a poco de su regreso, inventó "la pluma eléctrica", la primera máquina mimeográfica (reproductora del material impreso o escrito).

En 1876 mudó su laboratorio a Menlo Park (Nueva Jersey), donde, a los treinta años, creó el fonógrafo, aparato para registrar y reproducir sonidos. "Jamás me sentí mas asombrado en mi vida", declaró posteriormente, cuando su invención repitió el simple estribillo "María tenía un corderito...". Fue el único de sus muchos inventos que tuvo éxito al primer intento. Edison cobró al punto fama en todos los Estados Unidos.

En 1878 ya se había inventado una luz eléctrica, en las que las lámparas eran de arco voltaico. Consistían en dos varillas aguzadas de carbón, que, al saltar una corriente de una a otra, llenaban de vapor de carbón el aire existente entre ellas. Así se obtenía una fuerte luz blanca. Se usaban en algunos lugares públicos y no eran muy dignas de confianza. Chisporroteaban y daban una iluminación cruda, y muchas calles permanecían a oscuras, y resultaban peligrosas por las noches. La mayor parte de las personas usaban en el hogar luces de gas poco vivas o quinqués. Edison estaba decidido a llevar a las casas luces baratas y adecuadas.

El 21 de octubre de 1879 ensayó la primera lámpara incandescente de valor práctico. Las de esta clase tienen filamentos (alambritos) que brillan cuando los recorre la electricidad. Los filamentos actuales son de tungsteno; los de Edison fueron de carbón y duraban cuarenta horas.

Luz y energía eléctricas

Edison, había inventado la bombilla, pero no había portalámparas, interruptores, cables aislantes ni generadores seguros (máquina para producir electricidad). Durante los diez años siguientes ideó todo el sistema de iluminación y energía eléctrica que tenemos ahora. Compartió sus invenciones con el resto del mundo. En 1882 autorizó a los italianos a construir un sistema parecido en Milán. Le visitaron hombres de ciencia de todos los países para aprender cuánto se refería a la electricidad y a la luz.

Una vez hubo edificado la industria correspondiente a lo anterior, Edison se consagró a otras invenciones. Mejoró el vidrio utilizado en las ventanas y el gramófono, y creó la máquina que tomaba imágenes móviles en una película alargada. Su primer filme experimental fue "sonoro": el sonido procedió de un gramófono, sincronizado con la proyección de la película. La Edison Company produjo algunas de las cintas más antiguas y populares. Una de ellas el gran robo del tren, fue la primera dotada de argumento.

La fábrica de inventos

Fábrica de inventos en West Orange
Después de sus trabajos sobre la luz y energía eléctrica, Edison se dio cuenta de que la investigación científica debía organizarse adecuadamente. En 1887 emprendió lo que se llamaría su invención más importante, con el establecimiento de un laboratorio especializado en la investigación industrial. Se trasladó a West Orange (Nueva Jersey), donde por primera vez se trabajó en grupo en la creación de máquinas para la industria. Aquella "fábrica de inventos", dijo Edison orgullosamente, podía "construir cualquier cosa, desde un reloj de señora hasta una locomotora. Encargó a sus colaboradores que inventasen algo sin importancia cada diez días, y algo muy importante cada seis meses. Los laboratorios de investigación han llegado a ser esenciales en todas las naciones avanzadas. Deben su existencia, en gran parte, a la "fábrica de inventos" de Edison.

Otras invenciones

Se le recuerda a Edison sobre todo por sus hallazgos eléctricos, pero realizó progresos en minería, materiales plásticos, química y muchos otros campos de la ciencia e industria. Su "fábrica de inventos" desarrolló el Long Kiln ("Horno Largo"), de 46m, que produjo cemento con mucho mayor eficacia que antes. Trabajando con los Rayos X, Edison obtuvo el fluoroscopio, que los médicos utilizan para examinar el interior del cuerpo humano.

Así mismo realizó cuarenta mejoras de índole distinta para el armamento de la armada de Estados Unidos.

Edison, el hombre

Entonces hacía bastante tiempo que se conocía a Thomas Alva Edison como el "Mago de Menlo Park". Todos los días, por la mañana, reunía a sus colaboradores y empezaba la jornada contando chistes. Así establecía un ambiente de buen humor.

Tuvo cuatro hijos y dos hijas en sus dos matrimonios, y siempre fue partidario de la juventud. Un joven al que animó fue Henry Ford, cuyas explicaciones sobre motores de automóvil escuchó con entusiasmo en 1896. Mas tarde, Henry Ford afirmó que debía el éxito a Edison.

Existe una anécdota bien conocida que demuestra su decisión. Intentaba producir una batería de almacenamiento de níquel y hierro de mejor calidad. Un ayudante le preguntó si renunciaba, puesto que había fracasado en ocho mil pruebas. "¿Porqué me voy a dar por vencido? -exclamó Edison-. Sabemos, al menos, que hay ocho mil cosas que no sirven."

Su actividad no disminuyó con la vejez. A los setenta y nueve años de edad, se puso a buscar en Norteamérica una fuente de goma natural. Hizo pruebas con mas de diecisiete mil clases de plantas. Por último, obtuvo pequeñas cantidades de la materia que buscaba en una planta del género Solidago, que cultivaba en su casa de Florida.

Antes de que falleciera, el 8 de octubre de 1931, a la edad de 84 años, recibió la Medalla de Honor especial del Congreso de los Estados Unidos y centenares de galardones honoríficos. Su casa, Glenmont, y su laboratorio, incluida su inmensa biblioteca personal de West Orange, se han convertido en museos.


Hasta aquí el post, les pido comparta, comente, o den clic en algún anuncio, eso me ayudaría bastante. Muchas gracias

Reacciones:
0

0 comentarios:

Publicar un comentario

Post mas vistos